Koh Pha Ngan: Full Moon Party

“Para mear y no echar gota”

Pistófenes

Bienvenidos a la isla de la fiesta, bienvenidos a la full moon party, bienvenidos, concretamente, a Haad Rin, la playa donde se celebra este gran festival de guiris fluorescentes más no poder, techno, exhibiciones con gasolina y fuego (que todavía no sé cómo no salen guiris ardiendo) y desfase hasta el amanecer. 1 kilómetro aproximadamente de una bella y calmada cala que cuenta con todo lo necesario para el desenfreno. Desde que cae el sol y la luna llena comienza a brillar, miles y miles de personas llegan de todas partes del mundo (y cuando digo de todas, es de todas, Vanuatú incluido) por tierra, mar y aire. Taxi boats, vans, scooters, bicis, todo vale. Pero ojito con beber antes de llegar, el despliegue policial (o del ejército, en este país, vete tú a saber) a la entrada es muy cebado. El taxi para llegar, unos 100 bahts por persona, algo caro teniendo en cuenta que por 150 tienes una moto para ti (y para otro paquete) durante todo el día. A la entrada a la playa, has de pagar una pequeña tasa de 100 bahts para la limpieza y recuperación de la isla al día siguiente, que te aseguro que trabajito tienen. ¿Vieron alguna vez la ciudadela de Pamplona a las 6 de la mañana en San fermines? Pues parecido.

sleepareaUna de tantas excentricidades, una zona habilitada para etílicos snorlax.

Y al penetrar en la arena blanca de Haad Rin, un sinfín de puestos de Buckets, la forma de beber típica de aquí. Botellita de 30cl de alcohol (que no te lo saquen de debajo del puesto, eso es peor que el garrafón), refresco, hielos y un cubo más pajitas por unos 200 bahts como precio medio. Luego cada uno que neocie como pueda. Get 1, 1 free. Get 1, paint free. Pintare todo el jodido cuerpo a lo payaso de circo aquí está muy bien visto. Y si vas con todo el cuerpo fosforito pillas el doble. Yo no pinté y pille…me lo pasé muy bien. Se habla mucho de los alcoholes de mala calidad, del garrafoneo, mezclado incluso con gasolina…Cierto fue que el día anterior vimos a polis controlando botella por botella y haciendo inspecciones, pero difícil de comprobar in situ es aquello. Por ello, nosotros nos decantamos por los litros de toda la vida. Y es que los thais, que como ya bien sabéis, son más majos que las pesetas, nos surtían de todos los hielos que fueran necesarios. Porque a estas latitudes beber sin hielos es hospital seguro.
Los hay que duermen en la zona, pero los precios están muy hinchados, te obligan a quedarte 5 noches, o simplemente no hay plazas. Y para moverte por la isla después no está muy bien situado el lugar, por ello mi opinión es la de dormir en las playas o Ban Tai o Ban Kai, donde puedes encontrar bungalows a 450-500 bahts la noche.
Conforme avanza la noche, el circo o zoológico humano se vuelve más y más imprevisible. Y loco. Guiris en top ples, chinas a pares con lentillas de colores y gafudos en los hombros, drogados a manta, o en manta, la sleeping área (si, existe un cuadrado con cojines para dormir la mona) se va llenando más y más. Un puro descojono. La clave es no ponerse muy turcio y disfrutar. Y reír. Y ojito con volver de mañana, la carretera se convierte en un circuito del MarioKart. Tal cual.

hostelbungalowsNuestros bungalows y nuestra personal motorbike.

Pero Koh Phan Ngan no es solo full moon party. Y que no me venga el listo e turno “yaaaaa también hay half y black moon”. Sí, es cierto. Una fiesta tocha a la semana. Pero la isla posee muchas más riquezas y cosas divertidas para hacer. Me hacen mucha gracia todo estos blogs, foros y guías que hablan del poco encanto de esta isla, que ya perdió todo lo que fue y que está todo destrozado. Demuestran que el deporte nacional en España es el “hablar sin saber”. Somos olímpicos en eso. Porque se ve que no han visitado la isla.
Y es que Koh Pha Ngan no es solo fiesta, sino que cuenta con lgares de extrema belleza, empezando por la Haad Khom. Una playa paradisíaca situada al norte de la isla con arena más blanca que el Ariel, aguas cristalinas y cocoteros a pie de mar. Si te descuidas te robarán los monos que descienden de las montañas a buscar algo para comer. 4 bungalows escondidos entre los cocoteros para algunos privilegiados y un snorquel…bastante decente. Para bucear estaba. Nos encantó. Y si vas pronto estarás solo!!

SONY DSCPlaya Haad Khom.

Siguiendo para el norte, ya en la esquina superior izquierda tenemos la Baan Mae Hat. Una playa ya más frecuentada, con chiringuito y todo (estos thais cogen lo mejor de cada casa) y con una barrera de arena que conecta con la pequeña isla de Koh Maa. Podrás bucear, hacer kayak o alquilar una máscara, tubo y aletas a módico precio. Y no te pierdas las vistas desde un mirador cercano, subiendo al Utopía resort. También son dignas de ver las Paradise waterfalls, en el centro de la isla, un buen chapuzón de agua dulce (y más fresca que el mar, que se agradece) en plena selva. Cascadas en la isla hay muchas, elige la que más rabia te dé o la que más (o menos) de paso te pille y dale. La playa del secret beach y para los mejores sunsets de tu vida las Tan y Kai Ban, en la carretera principal. Con el mar tan plato y tan poco profundo los reflejos son…de mear y no echar gota.

SONY DSCMirador a la Koh Maa desde la zona del Utopia resort.

5- Noviembre 2014

Día no lo se, he perdido la cuenta ya: El anochecer que hoy hemos presenciado desde nuestra paradisíaca playa en Koh Pha Ngan ha ascendido sin titubeos al number one de las puestas de Sol o sunsets (que suena más a instagram, a modernillo) visionados por este blancata de dos patas. Un sol enorme con el horizonte limpio, cargado de nubes finas en altura, que permitían reflear todas las tonalidades del rojo y en continuo cambio, y un mar plato como la vajilla china de la madre y muy poco profundo, un espejo en toda regla. Total, de boca abierta, mil fotos y un silencio sepulcral. Cada uno disfrutando por dentro. Por el suelo unos cocos siendo rozados finamente por el mínimo movimiento del mar, arena blanca cagada por el pez loro (que come coral y caga arena inmaculada) y algún que otro perro. Mejor bienvenida imposible.

cocosCocos, muchos cocos.

Nos queda un lugar recóndito al este de la isla. Allí nos acaeció una buena anécdota. El google maps lo pintaba como una buena carretera, pero nada más lejos de la realidad. A mitad de camino, la carretera se acabó y el barro comenzó. La moto avanzaba a duras penas portándonos a los dos y derrapando en cada pequeño viraje, haciendo nuestra caída al fango más que probable. Así pasamos más de 30 minutos con el sol cayendo presionando nuestros cogotes. La noche se acercaba. Llegó el momento, tras varios pasos donde nos tuvimos que bajar de la moto, que se hizo impracticable. Apartamos y continuamos andando, un aparentes vistas de infarto nos esperaban (o eso anunciaban los carteles, View to die for). Una cuestas que casi te tiran para atrás de inclinadas para llegar a un lugar…de mierda. Se veía el mar de fondo sí, pero nada más. Todo cerrado al ser temporada baja y poco para morir. Pero eso sí, alejado del mundo que te cagas. No pero es que en Koh Pha Ngan no hay más que buckets y cosas masificadas.

Claaaaaro claro.

Expriman la vida anda, que si no me personifico allá y me lio a palos como si no hubiera mañana.

CR_934847_ni_la_realeza_puede_estar_tranquila_internet_es_asi

Anuncios

Un pensamiento en “Koh Pha Ngan: Full Moon Party”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La vida es una viaje, y viajar ayuda a vivir.

A %d blogueros les gusta esto: