Archivo de la categoría: Otros

Disculpen la molestias

“Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir” (Juan Carlos I, ex-rey de España).

-Coño Jonty, Cuánto tiempo! ¿Dónde cojones te habías metido?
-Bien liao que he estao mi querido WordPress, si tú supieras…

Como cuando hace mucho tiempo que no ves a un gran amigo y tienes esa cierta alegría desarrollada por tu memoria, por tus recuerdos. Así me encuentro ahora. Y pasa lo mismo que con los reencuentros tras una temporada, cuesta encontrar las palabras. Cuesta ponerse al tajo. Quizás en mi caso tenga una doble dificultad. De primeras hace unos 8 meses y 14 días desde que publiqué mi último artículo (que curiosamente empezaba también por un disculpen las molestias, ya me las venía yo venir), los mismos días que llevo sin escribir. Y escribir no es como andar en bicicleta, o esquiar (lo estoy descubriendo últimamente, no lo de escribir, sino lo de esquiar, que hay que explicarlo todo coño!), conlleva una fórmula matemática en el que la cantidad de pérdida de destreza literaria aumenta exponencialmente junto con los días en abstinencia escritorial (sea tecleada o a mano). Influyen en la ecuación la cantidad de drogas, alcohol, resacas pasadas por la vida del sujeto en cuestión. Exprime la vida hermano!

En segundo lugar influye en cierta manera un acontecimiento de cierta importancia en mi vida: he dejado de hablar español a diario. 4 whatsapps a los colegas, algún audio para decir una chorrada en la que solo mis amistades reirían, y alguna lectura rápida en Facebook. Mi castellano se reduce a eso. ¡¡PERO QUE MIERDAS ESTA PASANDO AQUÍ AMIGO!!! Pues sí, señorías (palabro de moda por poco tiempo, ahora que los rastas han entrado en el congreso) hablo menos español que en Legazpi o en Casteldefells. Confirmado también que en zonas de Andalucía no lo hablan, han desarrollado un castellano pa`ellos, así en modo tacaño, pa no dar.

Y lo he sustituido por el francés. Oh, el francés, el idioma del amor, del romanticismo, de la moda y la perfección, de la belleza. El jodido francés que por mucho que hagas el esfuerzo de entonarlo bien, en nuestra condición de españoles castizos, jamás llegaremos a hablarlo con desenvoltura, con la perfección de un parisino sibarita. Pero siempre escucharemos aquello de que nuestro acento tiene charme, tiene estilo, tiene encanto. Creo que por eso estoy aquí. Aquí les gusto a las mujeres. En España les gusto para llevarlas a los sitios, en modo chófer. Creo que debo de dejar de soltar francés sin ton ni son. Ya lo había advertido, la falta de práctica. Es como si llevas 5 años en pareja y el día que cortas con tu novia te intentas hacer una gallola. De ahí no va a salir nada bueno salvo la creación de fuego con tus propias manos. No, en serio, aquí no habla español ni los descendientes de españoles. Miento, hay un senegalés en cocina (miembro de la generación de oro de La Masía, hay es nada. Descarto que descienda de españoles) que lo habla cual vallisoletano, pero solo habla de rabos y negros y al final uno se cansa. No me queda otra, o hablo francés o me condeno al silencio absoluto. Y los que me conocen un poco saben que yo sin hablar genero úlceras de estómago sin control alguno.

Dos son los motivos que me han llevado a mi vuelta a los escenarios intergalácticos donde nos creemos importantes: una baja en el trabajo (costilla rota que me da tiempo libre para tocarme los webs y las cookies) y un par de e-mails. Resulta que la semana pasada recibí dos e-mails de dos personas diferentes a la par que totalmente desconocidas felicitándome por mi forma de escribir, alabando lo interesante de mis artículos y pidiéndome una colaboración o simplemente compartir mis experiencias en otros blogs vecinos. De primeras uno se llena de orgullo y satisfacción y se cree el rey en navidad, y después aparece la parte humana de mí ser y dice: ya se quieren aprovechar de tí para sacar más seguidores en sus páginas wes. Pero yo al fonso negativo lo tiro rápido por la ventana, y me dije: coño ¿Por qué no? Y aquí estoy, ala. Escribiendo de nuevo. Más contento que en brazos.

Por ello, desde un pequeño rincón de los alpes franceses, con más frío que el Yeti y algo de nieve, levanto la cabeza orgulloso y grito a viva voz a mis 3 o 4 seguidores que continúan con ganas de leer mis gilipolleces (pienso en verde y en grande, y pronto veo ordas de justin believers acosando mi puerta demandando éxito, fama y más artículos) para prometer lo siguiente:

+ Que sacaré tiempo de mi ocupada vida para dedicarme a una ociosa pasión, la escritura.

+ Que mis próximos artículos estarán destinados al mes que pasé en Indonesia antes de mi temporada invernal en los Alpes. Bali, Gili T y Komodo Island.

+ Que algún día contaré lo que tuve entre manos durante 6 meses en Kemer, que me hizo parar de escribir y perder 5 años de vida y el poco pelo que me quedaba.

+ Que os haré reír, pero sobre todo os motivaré a mover vuestros sucios y grasientos culos del sofá hacía destinos que jamás habríais imaginado. O que al menos lo intentaré. Intentaré instauraros el gusanillo del descubrimiento, el gusanillo del conocimiento, del inconformismo y de la curiosidad. El gusanillo de las experiencias, porque…

¿CUÁNDO FUE LA ULTIMA VEZ QUE HICISTE ALGO POR LA PRIMERA VEZ?

Pues yo señores, la última vez que hice algo por primera vez fue ayer. Y así pienso seguir hasta el último de mis días.
Exprime la vida resurge de sus cenizas, joder, esto merece celebrarlo. A bientot!

Carnaval: 10 disfraces chorra de última hora

Tras el rotundo éxito de “10 cosas chorra que hacer en nochevieja”, llega a vuestras pantallas de ordenador el nuevo éxito, 10 disfraces chorra de última hora, disponible en la cutre tienda y casi todos los bazares chinos (algunos no me entendieron).

Para todos aquellos que estéis como yo, que queden escasas horas para “la noche en la que todo vale”, donde los/as feos/as son guapos/as y los guapos/as son guapos/as, y algunos/as feos/as son mu feos/as (esto de la paridad es una parida). Cositas fáciles, me las quitan de las manos señores, ideas chungas y originales a partes iguales, ideas, al fin de al cabo, pa echarse unas risas, que para eso está el carnaval. Porque comprarse un disfraz está pasadísimo de moda. Y sin más dilación, a leer mogollón:

1. Remiendos de antiguos disfraces

Es la opción más socorrida por todos, buscar en el baúl de los recuerdos, sacar de un desvencijado armario aquel disfraz del 96 que ahora ya no es ni disfraz ni nada, casi es la moda primavera-verano. Hacer milagros para meterte dentro, reventar 3 o 4 costuras y desesperarse, llevarse las manos a la cabeza y llorar. O morirse de calor porque en aquellos años parece que había una época glaciar y tus disfraces hacen sudar dentro hasta a un tailandés (los tailandeses no sudan).

Pero yo propongo una vuelta más, un paso más hacia el éxito: mezclar disfraces. ¿Tienes un disfraz de bombero y un traje de luces? Vas de bombero-torero ¿Tienes un traje de policía? Te pones un chándal y vas de polideportivo ¿Tienes un traje de mafioso? Te pones una gaviota o una rosa al hombro y vas de corrupto. Así de fácil querida familia.

mes_images

2. Típicos disfraces absurdos de los que todo el mundo habla

Nunca os han soltado esas típicas sandeces para salir del paso. Sandeces que, por otra parte, nadie en su sano juicio he visto que les haga caso. Pero oye, si te quedan escasos minutos igual tienes que salir del paso. Son aquellos como ponerse una pinza en cada hombro e ir de colgao, ponerse un letrero con tu nombre al pecho e ir de concursante, unos numeritos por el torso y vas de calculadora, unas esponjas amarillas como zapatos y vas de Son Goku en su nube Kingdom (gracias y mil gracias Dragon Ball).

CR_941191_mientras

3. Por la patilla

Este es sublime. Y nadie lo ha hecho nunca. Bueno, seguro que sí, pero no se hizo famoso ni le dieron ningún premio. Este mundo está loco. El disfraz de patilla es el disfraz por excelencia. Vas todo de negro, bien pegadito, sin dejar nada a la imaginación, Te haces una super oreja enormus de cartón y te la pegas en un lateral y ya está! Disfraz de patilla listo. Si te pones un poquito de pelo en el cuerpo, lo petas. El rey del mambo.

4. Ilusión óptica: disfraz en una caja

La peña otra cosa no, pero ideas, a patadas. Este quizás te cueste algo más y salgas para las 3-4 de la mañana, pero con tu idea y en el estado en el que se encontrarán todos tus convecidos, vas a partirlo. Se te van a tirar todas las chicas encima. Todos los chicos te invitaran a copas (o a más de las habituales). O hablo del disfraz definitivo: el hombre en la caja. Pero no lo describo, lo hago:

5. Montaña rusa

Necesitas una pareja, necesitáis entrenar, ensayar para hacer los movimientos conjuntos, pero las risas que os vais a echar no son comparables con el trabajo realizado. Y si vais al concurso de disfraces de la tarde de vuestro pueblo en la categoria “parejas”, el premio está más que asegurado (si vuestro pueblo está en el mundo de yupi, lo cual quiere decir que no estará amañado. Lo malo es cuando estéis parados, que diran: ¿Vais de el coche fantástico? ¿De comandantes de la enterprise? Y para entrar a los bares a tomar copas…Pero el resto, todo son ventajas. El éxito no es cómodo odiados lectores.

6. Como dios te trajo al mundo

Es una muy buena opción. Y dices que vas de Adan. O de Eva. Te pones un cartel en el pecho y vas de Adan/Eva concursante, para que no te pregunten tanto. Si eres un/una gordacas, haces un Kame Hame Ha.

7. Secreta

La mayoría de las veces el objetivo de los disfraces es ser lo más  parecido posible a lo que se pretende uno transformar. En este caso, esta más que clavado: los secretas se huelen a kilómetros. Gorra ceñida, de las que llegan casi a las cejas, chicle (imprescindible), vaqueros, botas o tenis, y una chaqueta color oscura. Clavaditos. Si tenéis placa, la metéis al bolso, que se marque. La clave de este disfraz no es tanto el atrezzo sino los gestos. Tu actuación sera vital. Entra al bar y busca un lugar apartado, apoyado a la pared. Vigila. Llévate muchas veces las manos a la oreja. Mira a la gente como si la fueras a matar. Ni se te ocurra sonreir. Observa, se cauto, no disfrutes, y cuando veas alguna irregularidad…ataca.

8. El super héroe definitivo

Es de los temas más socorridos. Ya sean lo más míticos o en tono humorístico: duffman, batman, spiderwoman, catman, bocasecaman, Bárcenas…Pero hoy os traigo uno de vídeo de Gopro. El jode disfraces man. Ponte un traje de esos de segunda piel, o uno de neopreno, la cosa es llevar algo. El traje de jode disfraces no te lo puedes poner porque te pillan. Y nada, a joder al personal, a reencarnar a lucifer.

¿Alguno lleva máscara para que no le reconozcan?, cortas la gomilla por detrás. ¿Un valiente nadador en chanclas? Le tiras la chancla al río, “Y ahora actuas de oficio” le sueltas sin ton ni son. ¿Los nuevos maquillajes con silicona para imitar heridas, etc? Los arrancas cual postilla seca. ¿Algún listo que saca el traje que utilizara el lunes para ir de mafioso o de Bárcenas o algo por el estilo? Pintura al traje. Y a los que vayan sin disfrazar…te los cargas.

9. Ir al bazar chino

Es la mejor opción en estos tiempos. Sobre todo si lo que no te sobra es el dinero, y lo que te sobra es vergüenza. Arramplas con todo, con todo lo más mal imitado que puedas encontrar. Cinta adhesiva transparente y vas de momia moderna. Gorro del zorro y ligero rojo. Zapatos de payaso y peluca hippie. Te compras un cuadro horrendo de los que venden allá y te lo plantas en la cara. Y todo sin superar los 10€. Joder si es que me deberíais pagar a mi por daros tantas buenas ideas.

10. No salir

No se contempla.

P.D: nótese la ironia en todas y cada una de mis palabras. Y el que no lo pille…

a pastar

Qumox SJ4000, la mejor réplica de las GoPro (y por menos de 100 Euros)

Buenas familia!

Hoy os vengo no a vender, sino a aumentar vuestro rango de visión, sobre las cámaras de última generación. Muchas veces lo barato no significa peor y en este caso no tiene porqué. Por ello os interesa leer este análisis de cámaracuática.es sobre la Qumox SJ4000. 

Esta réplica de la GoPro ofrece una calidad de imagen superior a la GoPro Hero 3+ y además incluye pantalla LCD de 1.5 pulgadas, algo que sólo podemos encontrar en el último modelo de la competencia, la GoPro Hero 4 (eso sí, siendo esta última 4 veces más cara).

índice

Por su calidad de imagen, características y cantidad de accesorios que incluye unido a su precio, la Qumox SJ4000 es la videocámara de acción más vendida en Amazon.es, como podéis comprobar en este enlace a la lista completa.

A continuación os dejamos un resumen de los highlights de la Qumox SJ4000 (más info en el artículo completo):

·       Compacta y ligera: 9x41x29 mm y 55 gramos (sin carcasa).
·      Resolución de 12 Megapíxels con objetivo angular de 170 grados.
·       Video en FullHD en 1080p a 30fps.
·       Sumergible hasta 30 metros de profundidad.
·       Pantalla de LCD de 1.5 pulgadas en alta definición.
·       Soporta tarjetas de memorias de hasta 32 GB y dispone de salida HDMI.
·       Duración de batería en máxima resolución de 70 minutos.
·       Disponible en 7 colores.

Así que ya sabéis, como en el LIDL, la calidad no es cara.

10 documentales que te harán cambiar tu visión del mundo

 “Tienes que conocer la verdad e investigar la verdad, y ella te hara libre. Porque debo deciro la verdad, ellos deben encontrar dificultades…aquellos que tomaron la autoridad como la verdad en vez de la verdad como la autoridad.”

G. Massey-Egiptólogo

Vivimos en un mundo en el que la ignorancia, la manipulación y la falta de información son los líderes. Son los instrumentos utilizados para mantener el orden establecido. Y muy cierta es la frase, ya tan recurrida por muchos, de que en la ignorancia se vive muy bien. Porque cuando uno va descubriendo los engranajes que mueven al mundo actual, no deja de entristecerse e indignarse a partes iguales. Eso si uno llega a asumir el 100% del complejo sistema establecido por el cual estamos en la situación en la que nos encontramos actualmente.

Pero no diré más datos, aquí abajo tenéis toda la información que queráis para concienciaros, para abrir vuestras mentes, para conocer la verdad.

Nota: en los títulos de cada documental tenéis enlazado en VOSE.

Allá vamos:

1. La isla de las flores:

Antiguo corto documental (y uno de mis favoritos) que muestra de forma satírica la cruda realidad de la sociedad brasileña de los años 80, la falta de conciencia, la miseria que lleva a la degradación del ser humano, todo explicado de forma sencilla. Considerado uno de los cortometrajes documentales más importantes de la historia, ganador en Berlín y en otros importantes festivales de alrededor del mundo.

2. Un uninconvenient truth (Una verdad incómoda):

Famoso documental del ex-vicepresidente de EEUU, Al Gore, que demuestra a través de datos veraces la verdad sobre el calentamiento global. Sin embargo, misteriosamente, olvida el mayor creador de gases de efecto invernadero del mundo, la industria alimenticia. Pese a ello, es más que recomendable para ver la velocidad de la devastación del planeta por parte del ser humano.

3. Meat the truth:

Complemento a una verdad incómoda. En este documental se ofrece luz a la ignorancia humana sobre los mayores generadores del cambio climático en el mundo, que son nada más y nada menos que las macroindustria cárnicas mundiales y todos sus derivados (las plantaciones para nutrir a todos esos animales, la deforestación y contaminación que producen, etc). De origen Holandés, nos permite ver algo más afuera de la macroindustria americana.

4. Comprar, tirar, comprar (Obsolescencia programada):

 Documental de Cosima Dannoritzer sobre la obsolescencia programada, es decir, la reducción deliberada de la vida de un producto para incrementar su consumo. ¿Por qué los productos electrónicos duran cada vez menos? ¿Cómo es posible que en 1911 una bombilla tuviera una duración certificada de 2500 horas y cien años después su vida útil se haya visto reducida a la mitad? ¿Es compatible un sistema de producción infinito en un planeta con recursos limitados?

Y también os dejo un movimiento muy interesante en conexión con esta corriente, es el Movimiento SOP

5. The corporation:

Documental sobre el nacimiento, el crecimiento y la madurez del considerado tumor maligno que son las grandes corporaciones, visto desde una perspectiva muy crítica y real. Cuenta con estrellas invitadas como Nike, Coca Cola, IBM… y con grandes “presentadores” como Noam Chomsky, Michael Moore y Milton Friedman entre otros. La película presenta todas las técnicas que utilizan las grandes multinacionales para aumentar su cifra de negocio, técnicas que sorprenden por su falta de escrúpulos.

Aquí tenéis el enlace.

6. Food Inc:

Film muy ácido y crítico con el sistema de producción industrial alimentaria de los Estados Unidos. El documental examina la producción industrial de carne, a la cual llama inhumana y económica y ambientalmente insostenible. También analiza la producción industrial de grano y verduras, a la cual también califica de económica y ambientalmente insostenible. Finalmente reflexiona sobre el poder económico y legal de las grandes compañías de producción alimentaria y la promoción de hábitos de consumo de comida insalubre hacia el público estadounidense. Aquí el trailer:

http://content.bitsontherun.com/players/46Oa1XrL-5Z0lSrn8.html

7. Le Monde selon Monsanto:

Documental francés sobre la multinacional norteamericana Monsanto, la historia de la compañía y sus productos comerciales; como el PCB, los OGM, el Agente Naranja, la Hormona bovina o Somatotropina bovina, y su popular Roundup (Glifosato). El mundo según monsanto también es un libro de investigación escrito por la misma autora, traducido a 11 lenguas. Su autora, Marie Monique Robin, es ganadora del premio Noruego “Rachel Carson Prize” de 2009 dedicado a mujeres ambientalistas.

8. Earthlings:

Uno de los documentales que más me ha marcado y más sorprendentes. Earthlings es un documental acerca de cómo los humanos utilizan actualmente a los animales de otras especies. Para ello se utilizan cámaras ocultas e imágenes del día a día de las prácticas de algunas de las más grandes industrias del mundo que se enriquecen con los animales. El documental está dividido en cinco partes: mascotas, alimentación, pieles, entretenimiento y experimentación. Ganador de múltiples premios, la película es narrada por el actor y activista de los derechos de los animales Joaquín Phoenix y la música del también activista Moby.

9. Películas del Movimiento Zeitgeist:

Y para acabar, como plato fuerte lo mejor. Las 3 películas de Peter Joseph, creador del movimiento Zeitgeist y preámbulo del Proyecto Venus del aclamado Jacques Fresco.

El movimiento Zeitgeist: es la más floja de las 3 y consta de 3 partes: la primera habla sobre la religión, la segunda sobre el 11/S y la tercera parte comienza con un resumen del desgranaje del sistema monetario actual.

Zeitgeist Addendum: en su segunda película, más profunda e interesante, desgrana todo el complejo funcionamiento del sistema capitalista mundial, los poderes ocultos mundiales y finaliza con  la presentación del proyecto de un sistema social diferente por parte de Jacques Fresco

Zeitgeist: Moving forward: Film independiente y sin ánimo de lucro. Es la tercera película-documental de la serie Zeitgeist hecha por Peter Joseph. La película fue estrenada el 15 de enero de 2011 simultáneamente en más de 60 países en 30 idiomas, y en 340 proyecciones siendo uno de los mayores eventos independientes en la historia del cine. Trata de la necesidad de una transición desde el actual sistema monetario que gobierna el mundo hacia una economía basada en los recursos del planeta, a la que se aplicaría el conocimiento científico actual para hacerla realmente sostenible y eficiente.

10. Paradise or Oblivion (paraíso o perdición):

Y para acabar, una vez vistas las ideas del movimiento Zeitgeist, y para los agnósticos que vean todo como un imposible, como algo utópico (da lástima ver la cantidad de personas que utilizan esta palabra sin saber tan siquiera que significa), la explicación paso por paso de lo que quier pretende el Proyecto Venus, y de como se llevaría a cabo. Aunque estoy seguro de que si llegas a estas alturas, ya estarás más que concienciado de todo lo que ocurre en este planeta llamado Tierra.

Pese a todo ello, y con la esperanza de que nada es imposible, seguimos felices, luchando pero felices, por lo que ya no nos queda otra que exprimir la vida.

Bangkok

กรุงเทพ มหานคร อมรรัตนโกสินทร์ มหินทรายุธยามหาดิลก ภพนพรัตน์ ราชธานีบุรีรมย์ อุดมราชนิเวศน์ มหาสถาน อมรพิมาน อวตารสถิต สักกะทัตติยะ วิษณุกรรมประสิทธิ

“Ciudad de ángeles, la gran ciudad, la ciudad de joya eterna, la ciudad impenetrable del dios Indra, la magnífica capital del mundo dotada con nueve gemas preciosas, la ciudad feliz, que abunda en un colosal Palacio Real que se asemeja al domicilio divino donde reinan los dioses reencarnados, una ciudad brindada por Indra y construida por Vishnukarn.”

21 de octubre de 2014

Día 1: Media noche del primer día en este país que siento me va a impresionar y marcar hasta puntos no esperados. También es cierto que vengo sin expectativas enormes, para así sorprenderme más.
Tras unas 19 horas de viaje, dos noches sin dormir, 3 aviones, 4 países, 5 horas de diferencia y más de 13.800 kilómetros recorridos nuestros pies pisaban suelo Thai, o suelo “libre”, que es exactamente lo que significa Tailandia (tierra libre), sobre las 7 de la mañana hora local. Hay que remarcar que salíamos de casa de 20 copas en Madrid sobre las 01:00 del 20 de octubre. Nada dormíamos en Madrid, poco en el avión y menos a la llegada, con los que nuestras piernas flaqueaban en los primeros pasos a este lado del mundo.
Un pequeño grupo de spanish juntábamos en el aeropuerto internacional de Mombai, que más parecía un museo con sus suelos enmoquetados hasta perder la vista, con sus paredes recargadas de bustos y figuras budistas y sus techos engalanados de hermosas lámparas metálicas color ocre. El paso de la aduana y recogida de nuestras bellotitas (las mochilas embaladas que más parecían jamones de bellota) eran arduos, pero al verse sentado en un taxi público con un mini thai con mascarilla intentándonos timar (pedía 500 THB por el trayecto cuando al final hemos pagado honradamente unos 350), la sensación de inicio comenzaba, ya estábamos iniciando nuestro viaje.
Siempre tengo esa pequeña congoja, sentimiento de agonía que antecede a un viaje, que me deja inseguro, que me llena de dudas. Esta vez pronto se ha disipado.
Khao San Road, también llamada la calle de los mochileros, de buena mañana estaba desangelada como ella sola, sucia y calurosa, húmeda, nada que ver con la marabunta con la que nos acabamos de encontrar, una auténtica locura de desenfreno, música y exotismo a partes proporcionales. Pero de ello hablaré más adelante.
Antes es mejor mencionar nuestro primer monumento visitado, y vaya con el que hemos comenzado! 500 THB para ver el Phra Borom Maha Ratcha Wang (พระบรมมหาราชวัง en tailandés, intenta descifrarlo) más conocido para nosotros como el Gran Palacio real de Bangkok, el monumento más visitado en Tailandia, principalmente por su buda de esmeralda, uno de los fetiches de la tradición budista thai.

SONY DSCMonjes budistas paseando por el recinto del Gran Palacio.

SONY DSCDetalle de los tres grandes edificios del Gran Palacio.

Un conjunto de templos que a los ojos de un occidental, más acostumbrado a ver grandes catedrales de piedra y vidriera, sorprendía de sobremanera con su recargada decoración en oro. Precioso se queda poco, aunque no tenía entendido que eran igual o más ostentosos los lugares santos budistas que los católicos. Estatuas, dioses, semidioses, pinturas al más mínimo detalle, todo sorprendía en ese enorme recinto del que hemos tardado en salir.
Nuestros cuerpos pedían reposo, y la lluvia que arreciaba pedía recogimiento, con lo que una gran siesta nos esperaba en nuestro green house hostel, en una calle paralela a la gran Khao San Road pero más calmada. Personalmente recomiendo mucho más alojarse en esta calle, llamada Ram Buttri street, calle con restaurantes y bares donde calentar antes de pasarte a la gran Khao San. En el hostel, un cuadrado de cuarto con dos camas y aire acondicionado (BASTA, y basta es no más) será nuestro hogar por los próximos 3 días.

La tarde ha sido productiva: el centro comercial MBK, el barrio de Chinatown y un masaje tailandés. Al primero llegábamos desde casa en taxi por unos míseros 71 THB (al cambio son 1,80€ por casi 20 mins de viaje). Una enorme mole comercial de 7 pisos y miles de pequeñas tiendas de todo tipo, olor y color, donde nos ha dado hasta para echar una partidita al PES. Queríamos también salirnos del renglón, no seguir todo al pie de la letra, por lo que andábamos hasta Chinatown a pie, unos 45 mins. Es en esos momentos cuando descubres la verdadera ciudad, la verdadera Bangkok, sus casas, sus calles sucias y húmedas, pequeñas bellezas escondidas y te alejas de lo “turístico”, te vuelves normal, no un atontado guiri que dice no o sí a todo lo que se le ofrece, sin apenas reflexionar.

SONY DSCTrafico incesante en la zona comercial de la ciudad.

Chinatown nos daba de comer la verdadera comida china y no lo que comemos en España. Un plato de pato y arroz con un zumo de crisantemo por unos 100 THB. Y para finalizar, hemos conseguido hacernos un buen masaje de media hora en ese mismo barrio sin que nos la chuparan. Y eso que lo han intentado a las duras y a las maduras. Toquiteos, miradas, explicaciones para un happy ending que no ha llegado. Por lo que otros 100 THB por una buena rotura de espalda. Gran masaje, eso sí. Los tuktuks te llevan y te traen por más precio que los taxis, si no sabes regatear. Si eres bueno, te recorres la ciudad en la parte trasera de una moto a toda velocidad (parece que vas a morir en cada curva, como aquella) por menos de un euro.

Asia y sus asiáticas, sus sonrisas y sus ojos, me estáis molando. Veamos que excentricidades nos ofrece la noche tailandesa.

SONY DSCYo conduciendo un tuk tuk con clientes detrás.

22 de octubre 2014

Día 2: Las lluvias monzónicas, los taxistas que no te cogen si les obligas a poner el taxímetro, nuestras rodillas y pies de cuarentones y nuestro inglés patatero no nos han impedido disfrutar de un día más que completo por las calles de Bangkok, calles que nos han acogido por más de 12 horas.
De buena mañana (para un estudiante, las 10:30) salíamos a la jungla de asfalto tailandesa y ya hacía un calor de cojones. La humedad es horrible, la espalda te chorrea a los 10 metros y el sol pega como en los monegros un 15 de agosto.
Como nos gusta castigar piernas y aquello de andar sin ton ni son, buscábamos un camino alternativo para bajar a nuestro primer objetivo: el templo Wat Pho. Es precisamente cuando te mueves sin saber muy bien por donde, sin buscar nada en concreto, cuando encuentras las cosas más interesantes y sobretodo, las más auténticas del lugar. Por las calles pegadas al río Chao Phraya nos hemos topado con la universidad Thammasat, donde para resumir, todo era muy…asiático, al rollo Doraemon. Pero sus calles aledañas albergaban una pequeña sorpresa, un enorme, poco conocido y enrevesado mercado de bisutería y pequeñas joyas que en el google maps se llama butterfly amulet. Al lado también, el templo Wat mahathat yuwaratrangsarit, repleto de estatuas de buda en oro, y en el que los únicos no budistas allí éramos nosotros. A mí eso siempre me gusta, ya que encuentras las cosas tal y como son, auténticas. Es en esos sitios donde te conviertes en un auténtico viajero, un visitante, y no un mero turista que sigue las guías al pie de la letra, sin salirse se lo “establecido”.
El buda inclinado nos esperaba previo pago de 100 THB, con botellín de agua incluido y todo. Uno de los monumentos más visitados de Tailandia y presente en todas las guías mundiales como un de los elementos religiosos indispensables a visitar en todo el planeta. Everybody va a visitar el Wat Pho por la estatua de 46 metros y 15 de alto que apenas entra en su envoltura (el edificio en sí). Y verdaderamente impone. Pero lo que poca gente sabe es que dicho buda se encuentra en uno de los recintos religiosos más impresionantes que jamás he visto. Más de 1.000 réplicas de buda recubiertas en oro, unos cientos de estatuas chinas que custodian cada puerta, y que resulta eran lastres de los antiguos barcos comerciales chinos (menudos lastres, ya me llevaba uno yo pa casa). También dentro del recinto se sitúa la universidad más antigua de Tailandia, donde también imparten lecciones de masaje, no será un mal sitio para dejarse tocar…Música religiosa por todo el recinto, budas everywhere y unos 6-7 templos de diferente calibre de una belleza considerable. Una pasada oiga.

SONY DSCDetallistas al máximo en el Wat Pho, templo del buda inclinado.

Y justo al lado, en el pequeño embarcadero cercano al mismo templo, la posibilidad de pasar el río por unos míseros 3 bats, para dejarte en otro de los intocables de Bangkok: el Wat Arun. Allí, por unos 50 THB se pueden ver unas muy buenas vistas del Bangkok antiguo. El templo no es como los demás, una edificación en forma piramidal en la que no se puede penetrar, sino que se suben las escaleras más empinadas del mundo hasta una altura considerable. Considerable para una buena calada. A eso de las 14:30 ha empezado a caer como en el diluvio de Noé, suerte que cerca teníamos el embarcadero y un restaurante en el mismo río. Creo que nos vamos a hartar de arroz, noodles y pollo…

En ese mismo embarcadero que valía para todo (lo mismo te coges un barco, comes, te compras un souvenir o le prendes fuego) se coge el barco-bus que te lleva hacía el sur por todo el río por 15 bats de mierda, eso si pagas, porque casi rogamos para pagar.
Parar sin querelo en una parada antes nos ha dejado ver una zona muy cuca de la ciudad. Una zona mucho más desarrollada, más limpia y ordenada, salvo por la inmensidad de cables que pueblan todas las calles de este país, eso no cambia. Desde allí hasta la zona de los centros comerciales, pasando por Sala Daen una inmensidad de rascacielos de un calibre bíblico (al menos para mí, poco acostumbrado a esos edificios mastodónticos) emergen de los pantanosos subsuelos Thai.

SONY DSC SONY DSCCalles típicas de la ciudad de Bangkok

Skytrain o tren por el cielo, que más me recuerda a Chicago y su tren elevado (un juego de El padrino que me marcó, cosas de frikis). Hacíamos parada para estirar en el Lumphini Park, el hyde park o central park tailandés. Repleto de los sonrisitas haciendo coreografías perfectas (estos asiáticos para eso son la leche) y de lagartos saliendo de las aguas. Muy curioso oiga, muy de Frank of the jungle. Otro paseaco hasta el Central World Plaza, el centro comercial más grande del mundo mundial, o el más grande que he visto. Todo muy futurista para un jarrero de pueblo como yo. Aquí abundan más las tiendas típicas de un centro comercial europeo, no como en el MBK que visitamos ayer. Y unos restaurantes…daban ganas de comerte a tu propia madre si te la cocinan allí. Los precios son también del continente de tu madre.

Aquí ha sido algo más duro el regateo con los tuktuks y los taxis. Los tuktuks pedían precios enormes y los taxis no querían cogernos encendiendo el taxímetro. Pero todo es insistir. Y sobre todo, jamás perder la sonrisa, no enfadarse en el regateo, es un juego. Siguiente parada: Patphong market. Allí donde los pingpong shows y los bares de ladyboys, putes, etc. Pero no íbamos a eso. Ni mucho menos pretendo fomentar el turismo sexual que tanto vende este país, que tanto atrae, y que tanto daño hace. El hecho de ver niñas en tanga y minibikinIs saliendo de bares de barras, causa una tristeza infinita. Y digo niñas porque no aparentaban más de 15 años. Muy triste todo. Que te da la tentación de buscar a las mayores de edad, pues no digo que no, pero ni mucho menos concordaré con mis principios si hago eso, por lo que el NO es claro. Por lo demás, falsificaciones, souvenirs, todo embotado en dos calles que sinceramente, poco nos ha sorprendido. Así que vuelta a casa, pequeño masaje de pies de media hora por 120 THB que te deja como nuevo y al hogar, al cuadrado a planear el día de mañana, que tendrá, cuanto menos, que igualar al de hoy. Nos comemos Tailandia.

24 Octubre 2014

Día 3: Ayer no pude escribir en el PC del gremling, por lo que debo relatar mis pensamientos sobre lo ocurrido ayer en Bangkok desde la vecina Ayutthaya, descansando con una buena Chang en mis manos, esperando un tren que nos lleve al norte. Tras un breve escarceo de compras por “el barrio”, nuestros propios tuk-tuks (pierna izquierda y pierna derecha) nos llevaron al standing buda, o Wat Intharavian, un buda elevado de 36 metros de altura poco visitado por los tourist y a solo 15 mins del barrio, en la zona de Pha Nakhon. Menuda la fascinación que tienen aquí con el oro. Todo está recubierto de oro. Incluso, como ya hemos llegado a comprobar muchas veces, una de las ofrendas consiste en pegar unos papelitos con pan de oro (o algo así) en las estatuas del buda concurrente más cercano donde más gustes.

Buda de pie SONY DSCBuda levantad y templo colindante con un servidor de fotógrafo.

Tras este enorme buda (Big budaaaaaa, que dicen ellos), proseguimos la pateada por, como de costumbre, calles y aceras donde apenas pasan dos personas a causa de los tropecientos y más puestos de comida, bebida, mudas, camisetas, ropa en general, vasijas y baratijas, souvenirs y regalos, que pueblan TODAS las aceras tailandesas. Más cebado que marruecos oiga. Y esos es mucho decir. A todo esto empezó a llover y en nuestra loca búsqueda de cobijo, sabiendo de las lluvias monzónicas que no paran y no paran, acabamos en la entrada del palacio de verano del supremo rey de Tailandia, la obra insignia del rey Rama V en el siglo XIX, es el palacio Dusit, justamente en el día de la memoria del rey actual, Bhumibol Adulyadej. Toma jeroma. No le vimos, pero comimos de gratis. Más picante que las spice girls, ni dos cucharadas pude dar al arroz con cosas. Aquí es o arroz o noodles con cosas. No, bromeo, conforme avanza el viaje, también avanza el poder culinario de esta gente, todo es saber elegir. Pero si le vimos más tarde en una comitiva de más de 30 coches rojos y mil motos, y un coche clásico, el suyo. Nos hicieron levantarnos y quitarnos la gorra, a poco hasta sonreir y arrodillarnos. El silencio fue sepulcral. El primer fracaso del viaje fue pillar un taxi hasta casa de cristo para ver un museo de anatomía y malformaciones to chulo, pero que no abrió por estar el rey de timba.

SONY DSCLa comida más picante que he probado en mi vida.

Como la lluvia no cesaba nos fuimos a jugar al PES. Como en casa oiga. En el centro comercial MBK existe, a parte de más de 700 puestos de falsificaciones y de tecnología que te cagas por la pata de abajo (no, seriamente, muy digno de ver), un local donde por 20 bats la media hora te echas una partidita al PES 2012. No sin antes darnos un voltio por la zona más desarrollada arquitectonia y tecnológicamente hablando que he visto nunca. Nada que ver con la Europa conocida. Son el MBK, el central World plaza y el Siam Parangon, con todos sus aledaños atestados de restos y puestos de ropa, boutiques, etc. Un agobio la cantidad de gente, pero hay que ir. EL MBK es tan cojonudamente grande que tardamos cerca de una hora en encontrar lo que ya sabíamos donde estaba.  Mi cabeza está loca, se me olvida que estuvimos en uno de los monumentos más significativos de Bangkok, The gold mountain, la montaña dorada, o de oro, un templo llamado Wat Saket en lo alto de un monte con unas vistas de los rascacielos y la zona antigua bastante espeluctantes. Si todo es en oro, este es el doble. El templo al lado del monte dorado, el Wat Ratchanatda, que nos faltó el selfie con los monjes saolín, es muy chulo pa ver de noche.

WatMagnífico templo de madera, el Wat Ratchanatda.

Queda un pequeño detalle, para los golosos. Para los curiosos, para los de estómago fuerte. Es el museo Siriraj. Situado en el mismo Hospital Siriraj, se trata de un museo médico sobre las víctimas del tsunami que arrasó las costas del suroeste tailandés (además de muchas otras) y sobre, cagate lorito, malformaciones congénitas en fetos. Sin duda algo que no se puede ver en cualquier parte del mundo. El museo macabro lo llaman. Y brazos amputados, y órganos vitales con anomalías… 200 bahts la entrada, cierra los martes y está abierto de 10:00 a 17:00. Algo que se sale un poco del renglón, es interesante de ver, y no encontrarás en muchas guías turísticas. De nada.

Bangkok es un mundo en sí misma. Una selva urbana en la que perderse y disfrutar del contraste con nuestra cultura occidental. Muchos dirán que está sucia, contaminada, que huele a cloaca, que es un caos. Esos serán los pesimistas. Los que como yo, vean en todo lo nuevo algo interesante, chocante, divertido, curioso e incluso muchas veces gracioso. Para aprender de verdad sobre ella, y para organizarte un buen viaje, no dudéis en visitar http://www.mundo-nomada.com/ una página más que completa con artículos sobe todo Tailandia y una guía concreta sobre Bangkok, con todo lo que hay que saber. Y lo que es seguro y está clarinete, es que en un viaje por todo Tailandia, lo primero que hay que ver es Bangkok, porque lo que os queda por descubrir es…de aupa colegue.

ชีวิตบีบ, para los ignorantes se lee Chīwit bīb. Para los novatos, ¿Qué va a significar? ¡Exprime la vida!

 

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 21.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 8 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Todo por un sueño

Hay personas que son felices con lo que tienen, no le piden nada al mundo y se conforman con los que les va cayendo de la diosa providencia. Son los conformistas. Otros se pasan el día soñando con una nueva forma de vida, con un destino diferente o con una serie de comodidades y ventajas paras sus, para ellos, miserables vidas. Pero no hacen nada, solo sueñan. Estos son los soñadores.

Y queda un tercer grupo, los que sueñan, y sueñan tan alto, lo predican a los cuatro vientos, y no les queda otra que perseguir sus metas y aspiraciones, sus deseos, de lo contrario no son capaces de hallar la felicidad. Ellos son los conquistadores.

Pues en este tercer grupo se encuentra mi loca y salvaje amiga Tania Tena Pérez, tan aventurera que hay veces que tenemos que atarlas de pies y manos para poder verla unos minutitos. Pero como las distancias no son problema para nosotros, hoy quiero que se vaya lejos, quizás también para tener un motivo por el que cruzar el charco (aunque a estas alturas creo que me sobran los motivos). Solo os pido un voto, un minuto, y os pediría otros dos más para leer unos párrafos tan bellos y motivadores como los que ha escrito, y para ver unas fotos que incitan a la aventura, a levantarse del sofá tanto a conformistas como a soñadores. Entren aquí y hagan sus sueños realidad:

http://www.destinosudamerica.com/concurso-participante/?dsaceid=eHw0NDc1