Cosas de daneses

“La vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero ha de ser vivida mirando hacia adelante.”

Sören Aabye Kierkegaard, filósofo danés.

Están locos estos daneses.

Hoy voy a cambiar un poco el chip. Recién llegado de Dinamarca, vengo perplejo, anonadado, acongojado, estupefacto. Bueno, en realidad no. Pero me ha sorprendido la sociedad danesa en general, su sistema social, su simple manera de pensar, y eso sin haber ni siquiera conocido un sexto de sus gustos y preferencias, sus tradiciones y su complejo sistema del bienestar, que tantas envidias provoca. Por ello, hoy voy a pasar un poco de mostraros las bellezas de aquel país, el qué visitar, y voy a describir las cosas que me han sorprendido de aquel país, sus diferencias con Spañistán. Y todo en modo humor on, o eso espero.

Lo primero que sorprende al llegar a su capital son las danesas. Rubias, ojos azules, tez pálida con facilidad al sonrojamiento. 5 minutos allí y ya te quieres quedar toda la vida oiga. ¡Pero es que las mejores son las morenas! Solo dos colores predominan: rubio Macaulay Culkin y caoba, ese color que utilicé una vez en mi vida para un armario y ya. Encima ves a los daneses, rapados al cero y con un chuletón de pelo que les nace en la frente y se les escurre, agarrado con 5.000 kilos de gomina (o una chupada de vaca, mucho más barato y efectivo) perdiéndose por la nuca. Horrible no, lo siguiente. Algo parecido pensaran al ver a los canis con la gorra clavada en la nuca para que no se caiga.

Están muy locos estos daneses.

Según avanzas por sus calles y ves todo lo que he visto, siempre te llega la frase, mil veces repetida, de “nos sacan años”. Y ciertamente nos los sacan. Pero todo tiene un porque, una base histórica, una coyuntura social que hizo determinarse hacia un comportamiento u otro. ¿Por qué usan tanto las bicis? Bueno pues algo tendrá que ver que su punto más elevado esté a 173 metros sobre el nivel del mar. Bajoplanicies everywhereeeee. Que a ver qué hijo de vecino va todos los días en bici a trabajar en Ronda en plena canícula andaluza. ¿O por qué es el mayor productor de energía eólica del mundo? También tendrá que ver que el viento medio en Dinamarca sea de 7,6 metros por segundo, que no sé muy bien cuánto será, pero si eso es de media…no comprendo cómo no están locos ya de tanto aire. ¿Por qué hablan tan bien inglés? Desde la castañera, el quiosquero de chucherías o el barrendero del pueblo, todos lo hablan a la perfección. (No olvidemos que habla inglés un 95% de la población). Pues quizá sea porque en un momento dado tuvieron mucho contacto con el Reino Unido o porque el danés sea un idioma llegado del infierno para martirizar a todo osado que quiera aprenderlo. Un idioma hablado por menos de 6 millones de personas. Aun así, aquí valoro mucho el esfuerzo social, la educación y otra cosa que hace mucho es poner la caja tonta en versión original (Qué hasta se ven Los Serrano en castellano, con dos cojones. A ver quien entiende a Santi en La Taberna).

SONY DSC
Pero qué decir de un país donde el deporte rey es el balonmano, los baños en muchos establecimientos son mixtos, los buzones de correos son rojos, todo está recubierto en ese bronce que se vuelve de un azul verdoso con el paso del tiempo, la segunda ciudad más grande, Aarhus, tiene 260.000 habitantes (sería la 17ª en Spañistán) y su capital, que pese a lo que todos pensamos se encuentra en una isla a escasos kilómetros de Mälmo (Suecia), sea más conocida por una simple y pequeña estatua de una sirenita y no por su inigualable y barrio único como el de Christiania o como lugares tan preciosos como la calle Nyhavn, el castillo de Rosenborg, las vistas desde la torre redonda o Rundetarn, su fabuloso y variopinto (y gratuito) museo nacional, o edificios monumentales como el City Hall, el parlamento o el parque de Tívoli. Y todo con Wifi, hay wifi hasta en el mordor danés. Hay wifi hasta bajo suelo, wifi everywhere!!!! Y pagar con tarjeta hasta para mear. Aquí no, aquí pagar con tarjeta implica registrar tus compra-ventas, y eso en este país no mola.

Están locos estos daneses.

De lo que vengo orgullosamente sorprendido es con el tema de las bicis. Junto con Holanda, es el país de las bicicletas en la ciudad de las piruletas. Todo, absolutamente todo el mundo se desplaza en bicicleta. Caigan chuzos de punta o lluvia ácida, van en bici. Carriles bicis más grandes que las aceras, señalización del tráfico específica para bicicletas (donde ellos tienen la preferencia), parkings gigantescos en las principales estaciones para aquellos que vengan de las afueras y cojan un cercanías vayan por el centro en cibicleta. Todo es ciclablemente perfecto. Y como es de comprender, allí las bicis pepino no son las mountain o las de descenso que tanto triunfan en Spañistán. No. Allí un bicicletón es una de las llamadas híbridas, urbanas, con un sillín cómodo de cojones, ligera y con cambios en el interior del buje (el eje de la rueda). Muchas poseen freno de retroceso (freno al bloquear el pedalier hacia atrás) y todas tienen el conocido como candado danés. Una especia de candado en U incorporado al cuadro justo debajo del sillín, que bloquea la rueda de atrás. Muy fácil de robar si levantas la rueda trasera y te la llevan tan ricamente, pero allí nadie roba. Solo los españoles en Dinamarca. Así somos.

SONY DSCUn ejemplo de la cantidad de bicis que se ven por la ciudad.

Y como es lógico, las bicicletas pueden entrar en todo tipo de transportes urbanos e interurbanos (autobuses, trenes e incluso en el barco), no como en nuestra querida Spañistán donde en la mayoría de los sitios está prohibido o muy restringido (en Madrid por ejemplo, la bicicleta la puedes meter en el metro a partir de las 9 de la noche o por la mañana. Oh gracias por este gran adelanto comunidad de Madrid. Sois los mejores. Y tu, querida Ana Botella eres la very best ever, así hablando en tu idioma). Incluso puedes coger bicicletas eléctricas gratuitas en Copenhague cuando llega la época turística (en la que no te congelas por la calle). Aquí os muestro como se fomenta el uso de bicis:

PContador de bicicletasUn contador de bicis que te dice cuántas bicicletas han pasado en el día, y el total mensual.

Es fascinante ver las calles de Copenhague en plena salida del trabajo. Hervidero ciclista donde Carlos de Andrés y Perico se masturbarían en público del gusto. Aquí tenéis un video para que os hagáis una idea:

Y, razonablemente, todo está más reglado. Si vas dos en bici, multa. Si no llevas luces delanteras y traseras, multa. Si no vas por el carril bici, multa. En definitiva, si no sigues las normas, multa. Pero claro, allí todo el mundo las sigue, han sido educados para ello. O predispuestos, quien sabe.

Están locos estos daneses.

Sin embargo, me cabreó de sobremanera una contradicción muy extraña. Escandinavia, conjunto de países caracterizado por su desarrollo y conciencia social, y no se separan los residuos. No vi un solo contenedor para reclicar plástico y metales, o basuras con separadores. Tampoco entré linterna en mano en casa de un danés a interrogarles, pero me extrañó. Si bien es cierto que todos los vidrios y latas se reciclan bajo el gran sistema (antiguamente vigente en España) por el que se paga una korona (10 céntimos) por la botella y en el mismo super se devuelve en una máquina con su correspondiente devolución. Idea para el estudiante: organizar muchas fiestas en casa, la gente trae sus birras y dejan los cascos. Beneficio asegurado. De hecho es el método de subsistencia de mucha gente en estado de pobreza, aquí y en otros muchos países. ¿Cuándo chorras nos daremos cuenta y se instalará en España más allá de los bares y restaurantes?

Y es que para entender el “milagro” danés hay que entender lo que considero uno de los pilares de su éxito: el sistema energético danés. El país de la UE con la cuota más elevada de renovables en su mix energético. De hecho, no importan NADA. Eficiencia en estado puro señores. Y en 2050 se proponen ser el primer país no dependiente de energías fósiles. Toma genoma. Aquí podéis leer más sobre el sistema energético en Dinamarca

Aprovechan sus recursos utilizando la energía eólica terrestre y marítima (en el mar del norte otra cosa no, pero viento sobra). Pero su éxito radica en la utilización de la energía de la biomasa o la quema de combustibles, donde una vez se ha separado, utilizan esa energía desprendida para producir electricidad y agua caliente. Desde las centrales o planta de cogeneración (unas 20 en el país) se canaliza esta energía directamente a los hogares daneses, previo pago de impuestos, donde calientan sus suelos con tuberías de agua caliente. Calefacciones comunales podríamos llamarlas. Algo impensable en Spañistán, donde cada uno mira por su propio beneficio. Su éxito es tal que llegan a comprar residuos a otros países para utilizarlos. Les imagino riéndose de los otros países por lo que desperdician. Porque su eficiencia energética es también líder. Pero qué vamos a comparar entre el país con menos corrupción del mundo y uno de los que más la tienen.

Están locos estos daneses.

SONY DSC
Son también líderes en su apuesta por los coches eléctricos. Vi un par de coches de gran lujo eléctricos, un tesla o algo así. Pero lo que no vi fueron grandes cochazos. Muy similar a Spañistán. Esto es debido a que les fríen a impuestos, y como es lógico (o debería serlo) cuánto más tienes más aportas, por lo que coches de gran cilindrada con grandes consumos pagan millonadas en impuestos. En centros comerciales, en la universidad, en los supers, en el centro, en gasolineras, en todos sitios te encuentras con cargadores para coches eléctricos.
Lo de los coches es curioso. La matriculación danesa es obligatoria. ¿Quieres usar frecuentemente nuestras infraestructuras? Paga como todos. Las luces de cruce son obligatorias todo el día (con la niebla que hay creo que ni deberían obligarlo, todo hijo de vecino las llevaría si no quiere que le lleven por delante por no verle un cagao). Pero también es obligatorio poner un relojito en la luna del coche, debajo de la ITV pa entendernos, en el que se coloca la hora de estacionamiento. Prácticamente todos los aparcamientos están limitados a un tiempo determinado. Y así nadie infringe las normas. Porque infringirlas, al contrario que en este nuestro querido país, en el que estafar a hacienda o ahorrarse unas pelas haciendo alguna triquiñuela está muy bien visto, se aplaude y todo, palmadita en la España y oye ¿Cómo lo has hecho? Que yo también quiero. Allí no, allí el que defrauda lo paga, y cargará también con el castigo de la exclusión social.

Todo está centralizado, todo está creado para el bien común, para el bien de la sociedad. Si te compras un billete de tren de una ciudad a otra, dentro de la ciudad puedes coger el medio de transporte que necesites para llegar a la estación de tren de forma gratuita. Y todo llevando el billete en el móvil. Lleva un billete en el móvil a un autobusero en Spañistán ¿Peo ezto que eh? Ezto no vale aquí ehh.

Definitivamente están locos estos españoles.

Pese a ello, expriman la vida. Y sobre todo, conozcan lo que les rodea, no comentan la ignorancia de afirmar a los cuatro vientos que como en España no se vive en ningún lado, sin ni tan siquiera saber cual es la comunidad autónoma que colinda con la tuya.

Anuncios

2 pensamientos en “Cosas de daneses”

  1. sí, yo en Málaga para ir de un sitio a otro tengo que pasar por una colina hahah todas las casas de amigos/familiares están a unos cuantos metros sobre el nivel del mar. Si tuviese que coger la bicicleta para ir a sitios, tendría unos gemelos que no serían gemelos serían cuatrillizos 🙂 Un país muy bonito… pero yo en Málaga tengo frío, así que allí…. xD Suecia me encantó (una semana que estuve…) haha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s