Que ver y que hacer en Mallorca. 10 cosas que podemos hacer en Mallorca

Tras mi periplo marroquí, y con morriña española, me he decidido a recordar todo lo visitado en mi año de vida en la que llamo yo “la isla completa”, una isla con lugares y recodos dignos de las paradisíacas islas del caribe pero con las infraestrsucturas, carreteras y tecnología de cualquier país occidental de primer nivel. Mallorca tiene de todo, y sería necesario un año entero para poder disfrutar con tranquilidad de todos los placeres y actividades diversas que ofrece este gran enclave mediterráneo. En el post de hoy realizaremos un pequeño viaje por una de las islas más turísticas del mundo, con más de 10 millones de visitantes anuales. Algo así como las 10 cosas a hacer en Mallorca, aunque hay muchas muchas más. Hoy viajamos a Mallorca.

La capital

Palma de Mallorca, con una población de más de 400.000 habitantes, es la octava ciudad más grande de España. Su tamaño es más que perfecto para tener todo lo necesario sin perder el tiempo en largos desplazamientos. Lo más recomendable en esta ciudad es alquilar una bicicleta. Posee numerosas pistas ciclables que rodean y atraviesan la ciudad. Con ella podemos realizar un precioso paseo por el paseo marítimo desde el puerto hasta el Arenal, recorrido de unos 15 km por pequeñas playas por toda la bahía de Palma. Si bien el Arenal, un barrio alemán más (y cuando digo from deutchland quiere decir que el idioma oficial allí es el alemán, en todos los bares, chiringuitos, tienduchas, pubs, putis, etc. El español es raramente escuchado por esa zona) pese a lo famoso que es, es de las zonas más feas de la isla junto con Magalluf, el barrio británico por excelencia. Ya saben, aquella zona que todos los veranos copa las portadas de los noticiarios debido a muertes de jóvenes británicos etílicos hasta el cogote que intentan saltar desde sus habitaciones a la piscina del hotel, más conocido como balconing. Lo último de este año es barra libre para la chica que haga más felaciones en directo en noches concretas. Educativo e intelectual a límites insospechados.

20130809_182443“La Seu de Palma de Mallorca, de las catedrales más bonitas que he visto”

De la capital merece la pena perderse por su casco antiguo, desde el paseo Mallorca hasta el Baluard (museo de arte contemporáneo, antiguo bastión…), con sus coloridos cafés, el consell del mar (actualmente presidencia de les illes balears, ya veréis si dais un paseo largo por la ciudad la inmensa cantidad de edificios autonómicos que existen, lo de corrupción en Miami se queda a la altura del betún), la lonja y finalmente la almudaina y la Seu, la gran catedral con el rosetón gótico más grande del mundo. Es posible visitarla sin pagar los domingos durante las horas de misa. No podemos irnos de la ciudad sin comer una ensaimada o un cuarto con chocolate o helados caseros en c’an Joan de Saigo, (Carrer del Baró de Santa Maria del Sepulcre, 5. Un helado y una ensaimada por 3€ aprox) comprar unas sobradas en can Llompart (calle de Pascal Ribot nº25. Una sobrasada pequeña por unos 4€), beber una pomada (ginebra, a poder ser Xoriguer, la ginebra de Menorca, con limonada) en el Atomic Garden (al lado de la plaza de los molinos, carrer Industria, 10 € la botella de gin rellena con pomada) o tomar el mejor café de todo Mallorca en La Molienda (Carrer de les capuchines, al lado del Lorient). Y por supuesto no nos podemos ir sin hacernos una ronda por la ruta martiana. Martes y Miércoles por los bares del centro histórico pintxo y vino a 2€. Molta Barra y el ambigú son algunos ejemplos. Y si quieren pintxos con clase, vayan a la casa gallega.

SONY DSC“Vistas del castillo de Bellver y de Palma desde Na Burguesa”.

La Lotja de Palma

La Lotja de Palma de Mallorca.

Presidencia de les Illes Balears“El consell del Mar, presidencia de la comunidad”.

Las playas

Es muy complicado elegir una playa como la mejor de todo Mallorca. Para gustos están los colores y las hay tan variadas como ahora las magdalenas (llamadas actualmente cupcakes para quedar más guay). Con más de 300 playas, las hay accesibles, salvajes, de arena y de piedra, con parking para coches, con senderos de 1 hora para llegar, de aguas cristalinas u oscuras como el tizón, con yates y barcos de lujo o con chalupas de pescadores. No puedo decir que las que aquí voy a nombrar sean las mejores, sino que son las que más me han gustado A MÍ, hay muchas otras más y para ello y con mucha mejor información vayan a esta página http://www.disfrutalaplaya.com/

            Cala Varques: otrora conocida como paraíso hippie en los 80 y 90, muchas cosas han cambiado. Ahora, ilegal acampar en toda la isla (simplemente por el poder que ejercen los hoteleros en esta isla, que no quieren dar ni un pequeño cacho del gran pastel que amasan todos los años), en otros tiempos llego a ser un pequeño campamento hippie donde la fiesta y la juerga corrían del lado de los vencedores (todos) durante todo el verano. Situada en las cercanías de Portocristo, a unos kilómetros de Manacor, es necesario tomar una desviación de la carretera PMV-4014 por un camino que lleve hacia el mar. 10 mins después se llega a una puerta metálica candada entre sí con un graffiti de la catedral de Burgos.

ENtrada cala Varques“Entrada a cala Varques”.

Tras esa puerta nos esperan 15 min de caminata por el bosque hasta una pequeña cala ahora muy frecuentada por los escaladores de psicobloc, modalidad que recordemos comenzó hace unos pocos años en esta misma isla. Para los ignorantes de la vida el Psicobloc consiste en una modalidad de escalada más libre, natural, en la que se carece de arnés ni cuerda, y se escalan paredes en el borde del mar, de tal forma que si se pierde el equilibrio se cae al agua, dándote un rico chapuzón mediterráneo.

            Calo des moro y cala s’almunia: la cerca de hora y media de ruta en coche que cuesta llegar desde la capital merecen la pena cuando se llega a este maravilloso entorno salvado gracias a los vecinos de Santany y cercanías, que impidieron la construcción de un hotel temático en esta misma zona y a cambio cuidan ellos mismo la playa y el entorno cercano, limpiando, plantando y delimitando la vegetación y marcando los caminos y vallando los acantilados.

Probablemente la playa más bonita de la isla“Vistas desde la carretera a este lugar tan bello.”

Ya quela playa no es muy grande, lo recomendable es llegar a primera hora de la mañana, buscar una buena sombra al lado del agua, y pasar allí el mejor día de tus vacaciones, si un banco de medusas no te lo impide.

            Cala Bócquer: para llegar a esta playa, situada en las cercanías de Pollença, es necesario aparcar el coche en un pequeño parking de tierra en port de Pollença. Hay unos 3 km de camino a pie. Durante el recorrido por el valle podemos encontrar curiosidades como el antiguo horno de cal, el agujero de l’ull de bou (que se encuentra en una de las laderas montañosas del valle) y antiguo poblado romano de bochoris, entre otras peculiaridades (no están señalizadas). La playa, totalmente salvaje y con cabras que llegan hasta la misma orilla del agua a pedir comida a los pocos turistas que frecuentan sus piedras redondeadas por años de caricias del mar. Es un lugar perfecto para bucear (snorkel) con erizos, pulpos y mil especies autóctonas. Y también es un buen lugar para realizar el psicobloc.

S’ Alconaser: Y llegamos a mi favorita. Cada persona tendrá su playa favorita, alguna que le ha marcado, por alguna determinada razón. No tiene por qué ser la más bonita, la más accesible o la más limpia. S’alconaser es perfecta para mí: alejada de los turistas, en plena montaña, con dificultad de paso y con paredes para saltar al agua, un buen fondo marino, poca gente y mucha vegetación. Muchos la desconocen, pocos saben llegar, y a pocos les apetece ir. Estas 3 afirmaciones hacen del lugar un rincón insólito. Y allí viví el mejor anochecer que jamás he podido disfrutar. Para llegar, desde Sóller se coge la Ma-10 en dirección a Deia y justo después del hotel rural Ca’s Xorc se toma la desviación a la derecha. Está marcado con un cartel del restaurante cercano llamado Bens D’Avall, en cuyo parking debemos estacionar. Después se toma un camino estrecho a la izquierda y se comienza a descender entre varios chalets de algún multimillonario con mucha clase (las vistas son inmejorables) para llegar a esta pequeña cala de piedras.

            Cala San Vicente: en Pollença al Oeste de Port de Pollença nos econtramos con una desviación donde tras unos 3 kilómetros se llega a cala San Vicente, un conjunto de 4 playas, bastante “turistificado” pero que mantiene su encanto natural de otras épocas mejores. Sus aguas cristalinas, su accesibilidad y sus facilidades la hacen una playa apta para todos los públicos. Dentro de las 4 calas que se pueden encontrar en la zona, mi preferida es un pequeño rincón entre cala Clara y Cala Molins (las otras son cala Barques y cala Carbó (esta última la más natural y donde van los oriundos de la zona) llamado el Maressar. Allí te puedes lanzar al agua desde una altura de unos 5-6 metros con total seguridad. Y sus aguas, de las más claras de toda la isla. Impresionante.

En cala San Vicente“Cala Carbó, la cala más oriental de Cala San Vicente”.

Cala Portals Vells: ya pasado Magalluf y su bullicio más típico de Benidorm, Salou y Sitges juntos (recordemos que Calviá, el municipio en el que se establece Magalluf, es la localidad española con más kilómetros de costa reventados, es decir, construidos), se encuentran dos bellas calas de arena fina llamadas Calo des Mago y portals Vells, esta última en concreto. Y la recomiendo solo por un pequeño orificio erosionado en la arenisca que permite tumbarse con la toalla en plena arena fina a unos 7 metros por encima del nivel del mar. Permite tener el agua bajo tus pies, pero con unas vistas mucho más elevadas, con techo para dar sombra y alejados de miradas incautas, en caso de que te lleves a la novia o hagas cosas malas. Yo la conozco de chiripa. Suele estar frecuentada por bastantes barcos y yates de diversa factura, debido a su cercanía con Palma, pero eso incluso permite tener unas vistas diferentes y también bonitas, con numerosas embarcaciones ordenadas de variables disposiciones dentro del pequeño golfo entre las dos calas.

Cala Portals Vells“Cala Portals Vells desde el lugar descrito”.

La Tramuntana

            Si hay algo que es más necesario en Mallorca para visitarla que el respirar, eso es alquilar un coche. Existe tanta competencia y tanta cantidad de coches y empresas de alquiler, que esto lo convierte en relativamente más barato de lo normal. Podemos llegar a alquilar un coche por 16€ el día en temporada media-baja.

            Una vez que hemos alquilado un coche, lo primero y necesario después de arrancar el coche, es buscar la carretera Ma-10 y recorrérsela enterita, de cabo a rabo. Si no hay tiempo, he aquí lo que debemos hacer. De Palma se puede cruzar directamente hasta la preciosa villa de Valldemossa, un pueblo enclavado en medio de la montaña, con acceso rápido desde la capital, y con un casco antiguo perfectamente conservado con calles empredradas coloreadas con macetas colgadas en sus paredes con flores de diversos colores.

Valldemossa“Antes de llegar a Valldemossa, desde la carretera”.

No podemos irnos del pueblo sin comer una coca de patatas con un chocolate caliente en Can Molinas. El siguiente pueblo, llamado el de los artistas, es Deia, un conjunto de casas de piedra aferradas a una pequeña colina con enormes paredes de roca a su espalda y con las vistas al mar de cara. Deia es bajo mi punto de vista el pueblo más bonito de Mallorca y sin duda uno de los más bonitos que jamás he visto. No olviden subir por sus calles hasta la iglesia y cementerio, en lo alto de la colina, donde se hayan enterradas las familias de la villa y muchos artistas afincados aquí a lo largo del siglo pasado, entre ellos el afamado escritor inglés Robert Graves. Deia lo es todo, son sus colores, cambiantes dependiendo de la hora del día, es su ambiente, con artistas todavía asentados intentando retener épocas mejores, hippies y ochenteras. Son los acantilados que la vigilan y protegen, más bien sacados del señor de los anillos. Es su cala, tras una de las carreteras más serpenteantes del mundo mundero rockambolero, se llega a una escondida y cobijada cala de rocas de forma circular con acantilados de bella factura y dispuestos a lanzar osados saltadores al agua.

Cala Deia“Desde Cala Deia tras un buen snorkel”.

No podemos perdernos tampoco un anochecer en Sa Foradada, un pequeño mirador con un restaurante muy cuco entre Valldemossa y Deia. La foto final del artículo se hizo en este lugar.

Si continuamos hacia el noreste por la Ma-10 nuestra siguiente parada es la bella ciudad de Sóller. Con su precioso puerto natural, el Port de Sóller, se convierte en l ventana o salida de toda la Tramuntana al exterior. Antiguo enclave cristiano muchas veces atacado por corsarios berberiscos venidos del norte de África en los siglos XV y XVI, todavía ahora se rememoran las batallas en la fiesta conocida como Es Firo, donde las botellas de licor de hierbas y la pomada corren como la pólvora, pólvora que precisamente se huele en el ambiente durante todo el día, debido a los trabucos y demás armas de fogueo que portan los oriundos de la ciudad disfrazados de los antiguos pobladores cristianos. De Sóller a Palma es posible viajar en el tranvía más antiguo de la isla y uno de los más antiguos de España, paseo típico y por ello no exento de un buen tirón de cartera.

Catedral Sóller“Catedral Sóller”.

Justo al lado se encuentra otro de los enclaves, poco conocidos, pero necesarios de visitar. Bajo el nombre de Fornalutx, dicha población no ha perdido la esencia que, por el paso del tiempo y la “turistificación” masiva, muchos otros enclaves maravilloso se han desvirtuado, cual gran vino abierto durante varios días. Pasear por sus calles, forradas de macetas y flores, bouganvillas en cada esquina, la explosión de colores que se entremezclan las contraventanas, flores, tejas y piedra, es más que espectacular. Si un puede o tiene la ocasión, es digno de acercarse a alguno de los huertos cercanos, en forma de terraza, con técnicas de décadas pasadas y con unas vistas envidiables del pueblo y de todo el valle de Sóller, entre las altas montañas (no muy lejos se encuentra el Puig Mayor, el pico más alto de la isla) y el mar.

Un poco más hacia el Este y con una carreterita de las de “anda Pantani súbela tu que a mí me da pereza”, se llega al Monasterio de Lluc, enclave religioso de bella factura desde donde se puede realizar preciosos recorridos de senderismo por el centro de la Tramuntana o simplemente visitar el monasterio. Lo más recomendable es su jardín botánico, en su inicio obra de uno de los antiguos monjes de la congregación y en la actualidad cuidado por jardineros y hombres de fe.

            Y no podemos dejar de lado las estribaciones más orientales de la Tramuntana: Pollença y Formentor. El primero es el pueblo más cerrado de todas las Islas Baleares, con un acento que cuesta entender hasta a los propios mallorquines y con unas tradiciones muy bonitas pero…vamos a llamarlas un tanto restrictivas o discriminatorias. Son muy suyos, pa entendernos. Sin embargo, si vienes de turista la amabilidad corre por cuenta propia, la pela es la pela. Reflexiones totalmente subjetivas de lado, hermoso pueblo, sobre todo en su centro histórico, desde la plaza central hasta las calles que suben al calvario, unas 200 escaleras que suben al cementerio, la parte más alta de la ciudad. Lugar de anuncio de helados donde los haya. Enclave magnífico. Y de allí, bajando hasta Port de Pollença se comienza el puerto a Formentor. Una de las carreteras más serpenteantes del mediterráneo, no apta para los que temen de vértigo. Un paisaje lleno de pinos, acantilados de metros, miradores, y pequeñas calas inaccesibles si no es andando un buen trecho. El final se llega al imponent faro de formentor, donde sus vistas, pese a ser bonitas, no superan las de todo el camino hasta su llegada, es por ello que es mejor regocijarse en el camino que en la llegada final.

Cabo Formentor“Yo todo chulo en Cabo Formentor”.

Actividades varias.

Son miles las opciones para hacer en esta gran isla, y no pararía de escribir folios y folios sobre el tema, asique como es tarde y hay que resumir, os dejo solo algunas:

Coves del drach: excursión más que recomendable. En la pequeña villa de PortoCristo (muy cerca de cala Varqués) se encuentra la cueva de 25 m de profundidad y 2,5km de extensión, albergando uno de los lagos interiores más grandes de Europa, el lago Martel.

Coves del Drach

Senderismo: el deporte más realizado desde sus inicios por la raza humana, vamos, andar, es posible de realizarlo en esta isla en los más bellos parajes que te puedas echar a la cara. Desde pasar a la pequeña isla de la Dragonera y así ver los dragones, pequeños lagartos que pueblan esta isla inhabitada; marchar durante unas 4 horas por el Torrent de Pareis, un impresionante torrente que en verano deja paso a excursionistas para descenser entre acantilados de 100 metros de altura por enormes rocas redondeadas por la acción del agua, para acabar en Sa Calobra, atractivo turístico por excelencia de la isla, una pequeña cala rodeada de acantilados, justo el final de tan preciosa ruta de senderismo. O también es posible, para los más osados, realizar la UltraMallorca, una carrera de montaña por toda la Tramuntana de 107km desde Andratx hasta Pollença. Aquí os dejo su página.

Esto ha sido todo por hoy amigos. Espero os pueda ser útil y espero puedan disfrutar de esta bella isla tanto como yo lo disfruté. Expriman la vida, y no desesperen nunca, el mundo es para los luchadores!

Sa Foradada

Anuncios

11 pensamientos en “Que ver y que hacer en Mallorca. 10 cosas que podemos hacer en Mallorca”

  1. Hola
    Mú bonico el relato, ja ja.
    Sólo una puntualización: las escaleras al Calvario, en Pollença, son, exactamente 365 peldaños (recuerda que los conté contigo).

  2. Hola!! Soy mallorquina y me ha encantado este post!! Estoy super orgullosa de nuestra isla y me encanta que la gente disfrute de ella respetándola y cuidándola! 🙂 un saludo!

    1. Hola Sandra!! Muchas gracias me alegro qie te haya gustado. Y seguro q me dejo muchos rincones maravillosos por describir. Un saludo y no dudes en seguir mi blog clicando en SEGUIR para poder leer mas articulos como este.

  3. Soy Mallorquín y aún conociendo todo lo descrito he disfrutado leyéndolo!! El único “fallo” es el graffiti del portón de Cala Varques,no es la Sagrada Familia es la Catedral de Burgos:)
    Un saludo

  4. Vaya! me ha sorprendido tu post! Una gozada, ser mallorquina y leer algo así, estamos un tanto aburridos de lo mismo cuando se trata de explicar qué visitar de Mallorca… aunque hayas nombrado lugares que todos nombran, lo has hecho de forma diferente, además de recomendar lugares que otros no recomendarían. Me ha encantado. De verdad. GRACIAS! Con estas cosas me doy cuenta de la suerte que tengo de ser de la isla!

  5. Llevo treinta y ocho años en la isla y aunque conozco muchos de los sitios que describes me ha hecho mucha ilusión Acermelos recordar gracias me siento muy feliz de vivir aquí

  6. Hola ! Me llamo Isabel, soy mallorquina y desde hace un año estoy viviendo en Tarragona. La verdad es que cuando sales a vivir fuera te das cuenta de lo importante que tu tierra .Me ha encantado leer tu post , lo describes todo muy bien .
    Firmado : una mallorquina deseosa de volver a su tierra.

  7. Como dicen por aquí, una pasada leer a un visitante tan contento de nuestra isla. Se nota que llevabas buen guía o que te habían aconsejado por donde ir. Como buen mallorquín que soy, leer algo así me ha hecho sentir muy contento de vivir aquí. Gracias por este post tan bien redactado, vuelve cuando quieras. Saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s